Now Reading
Dificultad en la obtención de información sanitaria afecta los tratamientos en Venezuela

Dificultad en la obtención de información sanitaria afecta los tratamientos en Venezuela

Además de dar prioridad a la covid-19 en el país, hay un problema mucho más profundo que subyace y afecta el sistema de salud

La covid-19 ha sido la enfermedad que más ha tenido pendiente a las autoridades sanitarias del mundo por más de dos años, aunque quizás la intensa atención ha remitido un poco debido a la progresiva vacunación de la población y el nuevo virus que tiene alerta a la población: la viruela del mono.

Ese foco de atención puede que haya disminuido un poco en atender otras enfermedades que están presentes y que afectan tanto o más la salud de la población. Si bien es cierto que la covid-19 es una pandemia, hay enfermedades que necesitan ser atendidas con políticas que vengan desde el Ejecutivo de los países y brindar mejor calidad de vida a cada uno de los ciudadanos.

En Venezuela, la situación sanitaria pasa a ser un tanto más difícil porque desde antes de la pandemia, se registra según denuncias de trabajadores del sector salud, deficiencias en la atención de enfermedades, deterioro de la infraestructura hospitalaria, y rebrote de padecimientos que habían sido erradicados del territorio como por ejemplo difteria y sarampión.

Manuel Figuera, presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, considera que una de las cosas más complicadas en materia de salud sobre las enfermedades es la falta de información por parte del Estado en este rubro.

Advirtió que en Venezuela no se publica el boletín epidemiológico desde 2016; una publicación semanal con el objeto de informar el estado sanitario del país de enfermedades que son relevantes y obligatorias. En ese sentido, Figuera mencionó que se desconoce lo que pasa respecto a enfermedades como la malaria, la tuberculosis, diarrea, infecciones respiratorias y otros problemas de importancia para el país por esa falta de data.

Por ello, indicó que es “inadecuada” esa situación de opacidad en materia sanitaria porque, para ejercer una buena gerencia, se debe tener un diagnóstico. “Cuando tienes una información más detallada, es que puedes saber qué hacer con las personas. Lo mismo pasa con las naciones”, subrayó.

Sin embargo, comentó que gracias a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) es que se conoce lo que sucede en el país. “Es así que supimos que fuimos el país que tuvimos más malaria en el continente desde hace varios años, o somos el que todavía tenemos más casos de malaria, en todo el continente. También supimos del brote de difteria en el 2016 después de 24 años sin tener difteria y que fuimos al país con más casos de difteria en toda América y después en sarampión en el 2018”.

Comentó que de esa forma se conoció que para marzo de 2022 apenas se tenían vacunados casi 50% de los susceptibles a vacunar contra covid-19, lo que a su juicio difiere de las cifras oficiales. También dijo que hay repunte de enfermedades diarreicas en niños menores de un año; infecciones por neumococo; todas prevenibles si se hacen campañas de vacunación.

Destacó que la desinformación de casos es clave para poder tomar medidas y permitir la prevención.

Expresó su preocupación por los reportes emanados de varios hospitales de sífilis congénita; un padecimiento que es considerado algo no tan común. Refirió que varios alumnos han hecho tesis de grado y evidencian que en un solo centro de salud se reportaron más de 200 casos de este padecimiento en un año.

En ese sentido, dijo que la aparición de la enfermedad deja claro que los planes sanitarios no están funcionando y que, además, casos de VIH por transmisión vertical en recién nacidos, denota que “no se hace lo adecuado en evaluación prenatal”.

El doctor Figuera alertó que hay un deterioro en el sistema de salud pública y no todos tienen la posibilidad de poder tener acceso a cuidados privados; lo que a su vez deja entrever que la inversión del Estado en este rubro debería ser mayor.

“Lamentablemente la desinversión en salud, la falta de políticas uniformes en salud; la falta de integración del aspecto científico, sociedades científicas, la academia y las universidades en el abordaje de Salud, ha llevado que estemos a una circunstancia de crisis humanitaria compleja, no solo en el aspecto salud, sino económico, social y que todo tiene relación entonces, lamentablemente, el problema en Venezuela”.

Destacó que los galenos para poder llegar a ser buenos requieren de mucho esfuerzo y, por ende, merecen una buena remuneración que esté acorde.

Una solución, de acuerdo al presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, es que el tema de la salud debe estar fuera de la política, sino que el servicio sea prestado a todo el mundo sin distingo político.

¿CUÁL ES TU REACCIÓN?
Encantado
0
Feliz
0
No estoy seguro
0
Triste
0

La Nuova Piazza Italia no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores o lectores.

Subir al inicio
Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram