Now Reading
Giorgia Meloni y el beneficio de la duda

Giorgia Meloni y el beneficio de la duda

“A la vuelta de la esquina” es una frase de uso común entre venezolanos. Los hablantes la emplean para hacer referencia a eventos que están cerca de concretarse.

Ese es el caso de las elecciones generales que tendrán lugar en Italia. Prevista para el 25 de septiembre, la votación permitirá escoger 400 diputados y 200 miembros de la Cámara de Senadores.

Con la renovación del Legislativo quedará configurado el 19.° Parlamento de la República Italiana, pero también se revelará el nombre de la figura que pasará a ocupar el cargo de primer ministro.

Estimaciones de la firma Ipsos Italia indican que Giorgia Meloni, una mujer de la extrema derecha, es quien tiene las de ganar. A sus 48 años de edad, la periodista nacida en Roma podría convertirse en la primera jefa de Gobierno.

La “giornalista”, presidenta del partido Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia, en español), es respaldada por 24% de los electores. Si saca provecho de tal favoritismo – y si logra pactar con la Liga de Matteo Salvini y con Forza Italia de Silvio Berlusconi – la lideresa construiría una alianza imbatible.

Datos divulgados por SkyTG24 (el canal informativo de Sky Italia) señalan que una posible alianza entre Meloni, Salvini y Berlusconi captaría hasta 48,5% de los votos.

Con ese porcentaje, el bloque se impondría a una izquierda que compite divida y que acapara 29,5% de las preferencias. También reuniría los apoyos requeridos para que Giorgia Meloni se convierta en la nueva titular del Palacio Chigi.

La coherencia, su ventaja

Giorgia Meloni no es una candidata improvisada. Con más de tres décadas de activismo político, la comunicadora se ha desempeñado como asesora de la provincia de Roma y como vicepresidenta de la Cámara de Diputados.

Su andar la llevó a convertirse en la ministra más joven de la Italia republicana. Ello ocurrió en 2008, cuando el entonces premier, Silvio Berlusconi, la colocó a la cabeza del Ministerio de Juventud. Para ese entonces, Meloni había contado 31 primaveras.

Tildada de radical, la exdiputada es férrea defensora de los paradigmas ultranacionalistas. Con desparpajo, se opone a que Italia se rija por los designios supranacionales de la Unión Europea (UE).

En tal sentido, la periodista no duda en condenar a los “euro burócratas”. Tampoco esconde sus intenciones de renegociar los términos y condiciones a los que debe someterse su país, en tanto y cuanto miembro de los 27.

En su discurso, la soberanista también se ha pronunciado contra la inmigración masiva y clandestina, el islamismo más extremo o la ideología de género. “Nunca acepté el principio de recibir un tratamiento diverso por ser mujer”, llegó a decir durante una vista a España.

Entre los 15 puntos de su plan de gobierno destaca la eventual reforma de la Constitución. La propuesta preocupa a propios y extraños, pues se teme que, tras la modificación, Italia gire hacia un régimen ultraconservador, que esté desconectado de Bruselas y en el que el presidente, que sería electo de forma directa, tendría más poder y atribuciones.

La posibilidad de un autoritarismo de derecha y de un aislamiento internacional ha levantado el polvillo de las especulaciones. En medio del pugilato por la jefatura del Gobierno, los adversarios políticos de Meloni la han acusado de exhibir una tendencia neofascista.

Las banderas rojas no han torpedeado, sin embargo, su popularidad. Aunque con un discurso matizado, que busca tranquilizar a los mercados, las empresas y a los socios de Italia en Europa y América, la lideresa no se desdice.

Gracias a la coherencia entre palabras y acciones, Giorgia Meloni luce revestida de una honestidad poco habitual en la práctica política. Ello ha calado en una ciudadanía que, atribulada y desencantada, evalúa a la lideresa con ojos de novedad. Se trata de la misma ciudadanía que parece dispuesta a conceder el beneficio de la duda, a cambio de estabilidad y orden.

¿CUÁL ES TU REACCIÓN?
Encantado
1
Feliz
0
No estoy seguro
0
Triste
0

La Nuova Piazza Italia no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores o lectores.

Subir al inicio
Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram